La Temperatura del Agua en el Té

Destacado

TEMPERATURA EN EL TÉ

La temperatura del agua es un factor importante que afecta directamente al sabor de nuestra infusión. Cuando es muy baja, los elementos palatables del té no se pueden disolver adecuadamente. Tampoco las sustancias fragantes responsables del aroma se liberan por completo. Por ello, si preparamos nuestra taza de té con agua a una temperatura demasiado baja, resultará falta de viveza, plana y poco atractiva. Por contra, cuando es demasiado alta, la infusión puede llegar a tener una mayor concentración de sustancias astringentes y amargas, como los taninos y la cafeína, que suelen enmascarar los aromas más sutiles. Esto es así especialmente cuando se trata de brotes tiernos u hojas de tamaño pequeño. Sigue leyendo

Anuncios