El Matcha, el rey de los tés verdes.

MATCHA

El Matcha fue creado hace más de 800 años por monjes budistas, quienes lo tomaban como té de meditación, y hoy en día se considera el mejor y más selecto té de Japón.

Es un té que está actualmente en tendencia. Cada vez más consumidores se están aficionando a esta exquisitez. La alta gastronomía también ha descubierto las posibilidades culinarias del Matcha. Efectivamente, es una materia prima ideal para añadir a platos y aportarles sus marcadas notas vegetales. Muchas chocolaterías, bombonerías y heladerías, así como expertos en gastronomía y chefs , muchos de ellos con estrellas, ofrecen creaciones culinarias basadas o que incluyen el matcha en su receta: helados, trufas, chocolate y postres con sabor a té matcha, así como lattes y smoothies, etc. forman parte de una oferta cada vez más extensa e interesante.

Pero, ¿qué es exactamente el matcha?. Se trata de una variedad de té de calidad superior y uno de los tés más antiguos de Japón. Se podría decir que es el rey de los tés verdes.

Desde hace más de 800 años, los monjes budistas Zen utilizan el té Matcha para la meditación. El té Matcha es exquisito. Se produce a partir de un tipo de hoja especial llamada Tencha, que crece lentamente en plantaciones cubiertas, protegidas del sol durante 21 días. Luego se recogen y secan las hojas más tiernas y se muelen en molinos de granito de piedra, a muy baja velocidad, durante largas horas, al objeto de no calentarlas y que evitar de esta forma que pierdan su exquisito aroma, convirtiéndolas en un fino polvo de color verde jade luminoso, casi fluorescente, imperceptible al tacto.

Desde su origen, el té matcha se considera un alimento con muy buenas propiedades medicinales y no existe mejor forma de asimilar sus beneficios que en forma de polvo fino. Así nació el té Matcha.

Según está documentado, en 1191, el Maestro Zen Eisai importó el té desde China a Japón. Eisai viajó y plantó té por todo el país. En su libro “Kissa yojoki”, Eisai escribe que el té es “una medicina milagrosa para conservar un buen estado de salud. El té tiene un poder extraordinario para prolongar la vida. En todos los lugares donde se planta té, habrá una larga vida”. A partir de ese momento, el té Matcha fue considerado la “medicina secreta” de la dinastía imperial y del clero.

En el siglo XVI, otro Maestro Zen marcó la historia del té en Japón: Sen-no-Rikyu inventó la ceremonia del té. El refinado arte de tomar té ha marcado la imagen de Japón en Occidente. El té que se prepara en esta ceremonia es el té Matcha. Gracias a la ceremonia del té, el té Matcha también logró introducirse entre los Samurái, la casta de guerreros de Japón. Durante 750 años, el té Matcha siguió siendo el té secreto de la élite de Japón.

Preparación del matcha según el método tradicional

El arte de preparar un té Matcha perfecto reside en una serie de pasos simples, pero importantes:

  • Llevar a ebullición agua fresca, a ser posible blanda
  • Dejar enfriar el agua hasta que alcance unos 80º C
    (por ejemplo, abrir el hervidor de agua y esperar 10 min. o cambiar el agua 4-5 veces de recipiente, dado que el agua pierde aprox. 4-5º C cada vez que se cambia de recipiente)
  • Poner 1 g de té Matcha (2 cucharillas de bambú o ½ cucharadita) en un cuenco para té Matcha
  • Verter aprox. 80 ml de agua (80º C) sobre el té
  • Batir con el batidor de mano para té Matcha hasta que haga espuma. Tardará unos 15 segundos.

Degustación del té Matcha

El té Matcha posee muchos efectos beneficiosos. Tiene un carácter estimulante, pero al mismo tiempo es calmante y tranquilizante. Su sabor es agradable y suave, intenso y aromático. En la degustación del Matcha no solo es importante el sabor, sino el resto de sensaciones que se perciben y lo que nos evoca. El té Matcha trae a la memoria muchas cosas, pero principalmente evoca frescura, pureza y claridad. Degustar él té Matcha de manera consciente significa introducirse en otro nivel del sentido del gusto y acoger nuevos aromas, impresiones y efectos. No es posible comprender lo que supone el Matcha hasta que no se hayan bebido tres tazas. La primera taza nos orienta hacia el origen del té, hacia su sabor natural. La segunda nos invita a reflexionar, a soñar y filosofar. Sólo una vez que hemos degustado la tercera taza, el conocedor del té aprende a clasificar, evaluar y apreciar verdaderamente su sabor.

El té Matcha de calidad premium presenta un color verde profundo y luminoso y tiene un sabor inicialmente amargo, pero enseguida dulce y un regusto agradable, dejándonos un posgusto largo y dulcemente afrutado.TE_MATCHA_PREMIUM

Propiedades del té Matcha

Igual que todas las demás variedades de té del mundo, también el té Matcha tiene diferentes propiedades que garantizan su calidad.

La calidad del té Matcha depende de la calidad del producto primario, es decir, del té Tencha. En función de la región de cultivo, de la situación y de la altitud (llanuras, región montañosa, región de colinas), de la especialización de los cultivadores de té y del tipo de la planta de té, se obtienen diferentes categorías de calidad del té Tencha. A raíz de las diferentes calidades de las hojas de Tencha, que se muelen en molinos de piedra, se obtienen diferentes categorías de té Matcha. Existen tres criterios principales para diferenciar la calidad: aroma, aspecto y contenido.

Aroma

El té Matcha es dulce, cremoso, suave y sólo tiene un ligero toque amargo. El sabor dulce se debe a la elevada concentración de aminoácidos, especialmente a la L-Teanina y a las fibras vegetales. La diferencia de calidad con respecto a imitaciones baratas de té Matcha se aprecia sobre todo en que el polvo verde de las imitaciones casi no contiene aminoácidos, por lo que tienen un sabor muy amargo.

Aspecto

El té Matcha se caracteriza por su color verde jade intenso. El polvo de té verde puede presentar un color amarillento y marrón. Estas diferencias se deben a la calidad de la materia prima: para la elaboración del té Matcha se utilizan únicamente hojas de té Tencha. Este té presenta un color verde oscuro profundo, porque las plantas han crecido en la sombra durante mucho tiempo antes de la cosecha. El té Tencha se muele exclusivamente con molinos de piedra de granito y se convierte en un polvo ultra fino, el Matcha. El tamaño de las partículas es de entre 5-17 micrómetros, es decir, es tan fino que los gránulos no se pueden apreciar ni al tacto ni en la boca.

En cambio, el polvo de té verde está hecho a partir de variedades de té comunes que no se cubren durante su crecimiento o sólo durante muy poco tiempo. En este caso, se muele una hoja corriente de la planta de té, incluidos las venillas y tallos, y para la molienda no se usan molinos de piedra, sino todo tipo de máquinas. Por este motivo, no se logra un grado de fineza similar a la del polvo del té Matcha, el cual se muele en molinos de piedra. El té en polvo de imitación suele ser más grueso y de color gris, lo que se puede verificar a través del tacto o probándolo.

Componentes

El té Matcha contiene aminoácidos, entre ellos la L-Teanina, la cual se produce gracias al prolongado crecimiento en la sombra. Los aminoácidos tienen un efecto tranquilizante y le otorgan un matiz calmante al carácter estimulante de la teína.

El efecto de los polvos de té verde que imitan al té Matcha, en cambio, casi ni puede apreciarse, y estas imitaciones tampoco poseen los mismos ingredientes saludables que el Matcha original.

El té Matcha tiene los siguientes componentes importantes:

  • Antioxidantes: la catequina del té, especialmente el EGCG (Epigalocatequina Galata), son antioxidantes que tienen muchos efectos positivos. Cada gramo de té Matcha contiene 70mg de esos antioxidantes , una concentración mucho mayor que la contenida en la misma cantidad de una bolsita de té verde corriente.
  • Aminoácidos: la L-Teanina es un aminoácido que se encuentra casi exclusivamente en el té verde. La L-Teanina tiene un efecto calmante y relajante que contrarresta el efecto estimulante de la teína.
  • Teína: es un alcaloide amargo, conocido, entre otros, por sus efectos estimulantes.

El Matcha es un tipo de té que se muele tradicionalmente y se convierte en un fino polvo. El té en polvo se pone en un cuenco, se añade agua caliente y con un batidor de mano de bambú se bate hasta hacer espuma.

Cuando se toma té Matcha, el cuerpo asimila todas propiedades del té, ya que se toma la hoja entera (en forma de polvo disuelto en agua). Esta es la diferencia principal con respecto a las demás variedades de té.

Los tés habituales, sean verdes o negros, están compuestos de hojas de té a las que se añade agua y se dejan reposar. Sin embargo, se trata sólo de un extracto de las hojas de té, porque las hojas mismas se desechan. No obstante, sólo una pequeña parte de los componentes del té es soluble en agua: entre un 10% y 20% dependiendo del tipo de té y el modo de infusión.

Las personas que toman té Matcha se benefician de las propiedades beneficiosas de la hoja entera y, por tanto, asimilan una mayor concentración de antioxidantes, vitaminas y minerales del té verde.

Antioxidantes del té Matcha

El EGCG (Epigalocatequina Galata) es un antioxidante catequina, que pertenece al subgrupo (flavonoides) de los polifenoles. Constituye hasta un 30% de la masa seca del té verde y posee muchos efectos positivos. Muchos alimentos contienen catequinas y flavonoides como, por ejemplo, las manzanas, los albaricoques, las uvas, el chocolate y el vino tinto, pero ninguno en las proporciones en las que se halla en el té verde, y en especial en el matcha. Cada gramo de té Matcha contiene una concentración de 70mg de este potente antioxidante.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s