Otro Café es Posible

IMG_5106

Fragancia cítrica, regaliz y caramelo con un trasfondo a flores blancas. Sabor a frutas secas y naranja, dulce y de acidez refrescante, elegante y con postgusto largo. Probablemente pocos lectores identificarán estos matices como propios de un café. Sin embargo, sí que aparecen en algunos de ellos, sobre todo en los que han sido tratados con mimo desde su origen, Cultivados teniendo en cuenta los ritmos naturales de la Tierra, con métodos respetuosos con la Naturaleza y elaborados de forma artesanal por maestros tostadores. Estos cafés existen: estamos hablando de los denominados cafés especiales.

Suponen el 10% de la producción y esta calificación la otorgan la SCAA y la SCAE, unos organismos internacionales que se basan en unos parámetros muy bien definidos, como son frutosidad, dulzor, acidez, cuerpo, astringencia, etc. como si de los vinos se tratara.

Existe también todo un protocolo de cata muy elaborado, con su propia tecnología y metodología, destinado a percibir e identificar esas notas aromáticas de las que hablamos. Este sistema es muy interesante y de él hablaremos adecuadamente en próximas entregas.

Pero el lector podrá pensar, ¿por qué no detecto estas características agradables en mi café de cada día?.

Resumiendo mucho, responderemos que, debido a la feroz competencia del sector cafetero y al requerimiento del consumidor común de precios cada vez más bajos, habitualmente se consume un café de muy mala calidad, producido industrialmente y demasiado tostado, donde esos sabores son inexistentes, quedan ocultos o se han destruido durante el proceso.

La buena noticia es que otro café es posible. Se puede optar por cafés cultivados con cariño y tostados con métodos que ensalzan las cualidades propias de cada origen, capaces de sacar solo lo bueno de esta prodigiosa infusión (si, queridos lectores, el café es una infusión. Este aspecto también será tratado próximamente) y que consiguen generar experiencias emocionantes en quienes los prueban, comparables a las que nos producen los grandes vinos. Y lo mejor de todo es que estos cafés están al alcance de la mayoría, debido a que sorprendentemente su precio no es excesivamente alto, en contra de lo que inicialmente se podría pensar. Este tipo de café se encuentra en comercios especializados, o en páginas de internet como esta, la cual les recomiendo.

El café puede ser mucho más que un liquido oscuro y amargo que nos despierta por la mañana antes de ir al trabajo. Los cafés especiales son afrutados, complejos, poco amargos y muchos de ellos, dependiendo de como estén preparados, pueden consumirse incluso sin endulzar.

Les animo a que se aventuren a probarlos: descubrirán una nueva dimensión del sabor en su taza diaria.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s